• Zapato-pie-diabetico-onena
Zapato-pie-diabetico-onena
Cómo elegir zapatos para pie diabético

¿Padeces de pie diabético? Aquí te compartimos algunas recomendaciones sobre su cuidado y te decimos cómo elegir tus zapatos para pie diabético.

Una persona con diabetes que no tiene bien controlados sus niveles de glucosa es propensa a padecimientos que pueden presentar complicaciones serias como el pie diabético. Este problema surge como consecuencia de la mala circulación en los pies, del daño que sufren los nervios y la presencia de heridas difíciles de tratar que pueden convertirse en úlceras e infecciones.

Es común que una persona con pie diabético presente entumecimiento y poca o nula sensibilidad en los pies, por lo que cuando se lastima le resulta difícil reconocer que hay un problema. Además se presenta una disminución en la sudoración en esta región del cuerpo, lo que da paso a que la piel sea muy seca, que tenga durezas y se agriete fácilmente.

Los pies se convierten en una zona de riesgo, pues hay distintos factores que en conjunto dificultan no sólo la capacidad del diabético para detectar heridas, sino que también dificultan que estas puedan sanar. Por eso es tan importante que las personas propensas a padecer pie diabético tomen en cuenta los cuidados recomendados para evitar complicaciones.

Consejos para cuidar el pie diabético

Si tienes posibilidad de padecer o ya sufres de pie diabético, considera los siguientes consejos para mantenerlo bajo control:

  • Utiliza calzado adecuado, de preferencia zapatos pensados para el pie diabético.
  • Mantén una buena higiene en los pies: después de lavarlos, no olvides secarlos bien.
  • Corta y lima con cuidado las uñas.
  • Asegúrate de hidratar tus pies con crema.
  • Acude al podólogo para tratar callos, durezas y uñas gruesas.
  • Evita caminar descalzo.
  • Revisa con frecuencia tus pies para detectar heridas.
  • Usa calcetines para diabéticos, sus materiales y ajuste ayudan a la circulación de la zona.

¿Cómo elijo zapatos para pie diabético?

Uno de los cuidados más importantes cuando se tiene pie diabético es prestar atención a la elección del calzado. El zapato debe proteger tu pie, ser cómodo y tener los materiales adecuados. Ahora toma nota de las siguientes consideraciones para elegir los zapatos correctos para este padecimiento:

  • Elige zapatos cerrados
  • Presta atención al ajuste
  • Opta por zapatos de punta amplia
  • La suela debe ser firme y gruesa
  • Usa la altura adecuada
  • Cuida los materiales
  • Busca que sean ajustables

Si quieres saber más sobre estas recomendaciones para comprar el mejor calzado, sigue leyendo.

Elige zapatos cerrados

De esta forma proteges tu pie de suciedad, golpes y lesiones, recuerda que es importante evitar heridas. Descarta por completo las sandalias y los zapatos que tengan detalles como tiras y aberturas, pues pueden lastimar tus pies.

Presta atención al ajuste

Se recomienda usar zapatos anchos que tengan espacio suficiente para los cambios de tu pie a lo largo del día. Evita los zapatos ajustados que afecten la circulación de los pies y los lastimen, pero procura que el zapato no sea demasiado grande pues podría resultar incómodo.

Opta por zapatos con punta amplia

Lo mejor para el pie diabético es que la punta del zapato sea cuadrada o redonda para que los dedos tengan suficiente espacio entre sí y también con el calzado.

La suela debe ser firme y gruesa

Un zapato que tiene una suela firme, gruesa y con buen agarre asegura la estabilidad de tu pie.

Usa la altura adecuada

La altura sugerida para el tacón de un zapato especial de pie diabético es que no sea mayor a 5 cm.

Cuida los materiales

Elige zapatos que sean fabricados con materiales flexibles, que ayuden a mantener tu pie fresco y eviten la transpiración. La piel es una excelente opción.

Busca que sean ajustables

Ve por las opciones de calzado con cordones, elástico, licra o velcro en el empeine o en los laterales para que el zapato se acomode naturalmente a tu pie.

Con estas consideraciones puedes elegir el mejor calzado para pie diabético que se ajuste a ti y a tu estilo de vida. Te compartimos otros consejos que puedes aplicar cuando estés comprando tus zapatos. Procura probarte los zapatos por la tarde, pues es cuando los pies tienden a estar hinchados, de esta forma podrás tener un calzado que puedas usar todo el día sin llevarte la sorpresa de que por la tarde te resultan incómodos.

Además si usas plantillas especiales no olvides llevarlas para probarlas con tus nuevos zapatos, pues estas siempre darán un ajuste distinto a tu pie en el zapato. Finalmente, debes probarte siempre los zapatos de ambos pies para asegurar que se ajusten perfectamente.

Y si no sabes cómo empezar a buscar tus zapatos para pie diabético, te invitamos a echar un vistazo a la línea CLINICUS de Onena donde encontrarás modelos para mujer y para hombre que se ajustarán a tus distintas necesidades. ¿Ves que no es tan difícil encontrar el calzado adecuado para tu padecimiento?

Tips para comprar calzado en línea

¿Quieres comprar zapatos por internet pero te da temor hacerlo mal o no tener suerte? Lee esto para que triunfes en tu próxima compra.

Onena, 2022

Con la llegada de la pandemia y de la respectiva cuarentena para evitar más contagios, las compras en línea crecieron de manera considerable.

Hoy en día más del 60% de las personas que tenían miedo o inseguridad de adquirir sus productos de esta manera ha comprado aunque sea una vez así, por internet.

Si eres parte del 40% que aún no lo ha hecho o si ya compraste de todo menos calzado, te pasamos unos tips para que compres tu primer par de zapatos online:

  1. Verifica cuánto miden tus pies
  2. Consulta una guía de tallas y números equivalentes
  3. Lee con cuidado la descripción del par que te gustó
  4. Lee las reseñas de los zapatos que te agradaron o de su marca
  5. Guíate por la talla de tu pie más grande
  6. Elige las hormas y materiales de tu preferencia

1.Verifica cuánto miden tus pies

A veces nos quedamos con la idea de las tallas que nos sientan mejor pero no sabemos a ciencia cierta cuál es la medida de nuestros pies.

Sabiendo esto, es mucho más sencillo acertar a nuestra talla ideal y no sólo comprando en internet.

Si no sabes cuál es tu medida exacta, haz esto: toma una hoja blanca de papel y un lápiz, pluma o rotulador. Pon uno de tus pies sobre la hoja y calca el contorno de este. Luego, con una regla, mide el largo y el ancho de tu pie.

Para mayor precisión, pídele a alguien más que calque el contorno de tu pie.

2.Consulta una guía de tallas y conversiones

En internet puedes hallar guías de tallas de calzado que te informan, según la medida precisa de tu pie, cuál es la tuya.

A veces las mismas tiendas de zapatos en línea le ofrecen a sus clientes una guía como esta.

Si sabes tu talla en alguna medida universal (UK, EUR, CM, USA) pero no en todas, también te conviene saber cuál es la talla o el número equivalente en otro sistema u otro país —México, Chile y Brasil son algunos de los países latinos que tienen sus propias medidas de tallas de calzado—.

De esta manera tendrás aún más seguridad cuando vayas a hacerte de unos zapatos o tenis.

3.Lee con cuidado la descripción del par que te gustó

Algunas marcas tienen su propia guía de tallas o pequeñas variaciones con las tallas universales o las de su país. Por eso es que debes prestarle atención a las descripciones de los zapatos.

Normalmente en ellas viene indicado si debes hacer algo diferente a la hora de seleccionar tu número de calzado, si necesitas alguna otra medida de tu pie o si hay algún detalle extra que podrías considerar.

Asimismo, en las descripciones puedes encontrar más información con la cual saber si un par es perfecto para ti. Algunos datos relevantes podrían ser el tipo de suela, la medida del tacón, la forma de la horma o la composición del zapato. Si tienes en cuenta todo esto, seguro que compras el calzado que es más idóneo para ti.

4.Lee las reseñas de los zapatos que te agradaron o de su marca

Muchas de las tiendas en línea tienen una sección de reseñas debajo de las fotos de sus productos o en algún sitio visible. Si no es así, se pueden leer algunas reseñas o comentarios en las publicaciones de estas en sus cuentas de redes sociales.

Antes de que hagas tu pedido, asegúrate de leer por lo menos algunas de ellas para que veas qué opina la gente sobre el modelo en el que estás interesada o interesado o qué es lo que se dice de la marca en general.

A lo mejor así puedes saber si los zapatos que deseas son cómodos o no y si sería recomendable que los volvieras parte de tu guardarropa.

5.Guíate por la talla de tu pie más grande

Todos tenemos siempre un pie más grande que otro, aunque en algunos casos apenas y se note. Para que los zapatos sean del todo confortables, lo correcto es usar el pie más grande como referencia.

De esta manera, si al pie pequeño le queda un poco grande el zapato, se le pone a este una plantilla y se soluciona la cuestión. De forma contraria podría pasar que el calzado jamás se suavice y expanda y el pie más grande se sienta apretado e incómodo a cada momento.

6.Elige las hormas y materiales de tu preferencia

Por último, para que tengas un margen de error o cierta alternativa ante los imprevistos que puedan surgir de comprar en línea, opta por los zapatos que tengan hormas clásicas y ajustables y que estén hechos con materiales suaves y fáciles de amoldar.

Si un zapato no te queda del todo bien en un inicio pero está fabricado con una horma clásica y ergonómica y hecho con cuero natural o con materiales que se adapten a la forma de tus pies, con el tiempo y el uso serán confortables.

Sin embargo, eso no siempre puede suceder con el calzado hecho con componentes mayormente sintéticos. Por lo general, estos zapatos no se amoldan lo suficiente, de ahí que no sean la mejor opción si no tienes la oportunidad de probártelos antes de pagar por ellos.

Esperamos que todos estos consejos te sirvan al máximo y que por fin te animes a poner en tu carrito ese par que tanto te gustó.
Y finalmente, recuerda que si estás buscando calzado ergonómico, cómodo y con atractivos diseños, en ONENA hay cientos de modelos para ti.

Onena, 2022
¿Cuáles son los beneficios de la línea CLINICUS de ONENA?

¿Has pensado en adquirir un par de zapatos de la línea CLINICUS pero te gustaría saber más sobre ellos? Conoce más sobre estos y sus beneficios aquí.

Onena, 2022

Como quizá habrás leído o escuchado antes, CLINICUS es la línea de ONENA especializada en el confort y el cuidado profesional de la salud de tus pies, tus rodillas y tu columna.

Aunque en realidad todo el catálogo de ONENA se preocupa porque quien los porte camine y se mueva con comodidad, estos ponen un énfasis especial en el tema:

Sus suelas son lo suficientemente acolchadas como para permitirle a tus pies reposar en su posición natural.

Su composición y sus materiales son ultra ligeros, por lo que puedes traer tus zapatos todo el día sin experimentar la sensación de que es pesado caminar o de que requiere de un poco más de tu energía.

Y por si esto fuera poco, todos los modelos de CLINICUS están diseñados con tecnología biomecánica, que hace que tus zapatos absorban el impacto de cada pisada y que tu peso corporal se distribuya de forma equilibrada mientras te mueves o caminas.

Además, el calzado de CLINICUS está diseñado para tratar algunas enfermedades y padecimientos específicos como la diabetes, la artritis, los juanetes y los espolones calcáneos.

¿Te gustaría saber cómo lo hace?

Calzado para pies diabéticos

Como sabrás, entre los síntomas que se desarrollan con la diabetes se encuentran la mala circulación y la extrema resequedad en la piel, que más tarde puede provocar úlceras cutáneas o alguna otra clase de heridas en la epidermis.

Pensando en esto, los zapatos de la línea CLINICUS están fabricados sin bordes y con pieles lisas y extra suaves para evitar que tus pies se hinchen o se lastimen.

Calzado para artritis

Estos mismos acabados lisos en la piel, acompañados de hormas con gran amplitud interior, hacen que los dedos de los pies, normalmente inflamados por la artritis, se puedan mover y acomodar a la perfección dentro del zapato.

Calzado para juanetes 

Para la inflamación, la deformidad y el dolor que se forman del lado externo del dedo gordo del pie, la amplitud interna que ofrece CLINICUS también es bastante reconfortante. Quienes padecen de esto, suelen pasar por mucho menos dolor e irritación en esa zona del pie cuando usan calzado con estas características. 

Calzado para espolones calcáneos

Para los espolones, las botas, tenis, sandalias y mocasines de CLINICUS tienen un cojín de gel y una suela de doble densidad que amortiguan el impacto en el talón que se hace al andar y que logran que cada pisada sea más suave y ligera. 

Aparte de todos los beneficios que tiene para la salud y la comodidad, esta línea resulta muy atractiva porque es fácil de limpiar, pues para sacudir y asear estos zapatos basta con remover su plantilla y hacer lo propio. 

Además, la plantilla removible puede ser muy útil si por cuestiones médicas o terapéuticas se le tiene que poner una talonera al calzado.

Ahora que conoces todos sus puntos a favor

¿Estás convencida o convencido de comprar tus CLINICUS?

Visita nuestro sitio o revisa nuestro catálogo y encuentra los zapatos que te harán sentir sobre las nubes.

Onena, 2022
Pie plano: qué es, cuáles son sus síntomas y cómo se trata

Te platicamos cuál es la anatomía de los pies, por qué algunas personas tienen pie plano y qué se puede hacer para tratarlo y contrarrestar los síntomas.

Onena, 2022

¿Cuál es la estructura y la función del arco del pie?

El arco del pie, también llamado arco plantar, es la estructura corporal que nos permite estar correctamente erguidos, tener buena postura, equilibrar nuestro peso en ambas extremidades y amortiguar cada uno de nuestros pasos, entre otras varias cosas.

Está formado por el flexor del dedo gordo, los plantares cortos, el tibial posterior, el peroneo lateral largo y el tibial anterior.

En una buena parte de la población, esta estructura anatómica pasa por una serie de alteraciones causadas por cierto debilitamiento o falta de desarrollo en los músculos que no permite que el arco del pie se mantenga del todo curvo. Es ahí cuando aparece la condición clínica conocida como pie plano.

Dicha condición clínica suele revelarse alrededor de los 2 o 3 años de edad del ser humano y en algunos casos se corrige con el tiempo. Sin embargo, no siempre sucede, hay quienes viven con pie plano toda su vida.

Aunque el pie plano no es como tal una enfermedad, sí es importante tratarlo y tratar de corregirlo o controlarlo, ya que puede traer consigo ciertos dolores o afecciones.

¿Qué enfermedades o síntomas puede provocar el pie plano?

Y hay que decir que algunas enfermedades pueden hacer que quien tiene pie plano sufra aún más por eso. Algunas de ellas son:

  • Cansancio leve o moderado
  • Incomodidad
  • Dolor o tensión muscular
  • Lesiones en el pie, en la pierna o en la rodilla
  • Hinchazón en el tobillo
  • Mala postura

¿Qué enfermedades empeoran el dolor o la molestia por el pie plano?

  • Malestares relacionados con el envejecimiento
  • Diabetes
  • Sobrepeso
  • Lesiones en rodilla, espalda o pie
  • Artritis

¿Cómo se trata el pie plano?

Hay un sinfín de cosas que puedes hacer para tratar la condición clínica del pie plano. Aquí te decimos cuáles:

Usa plantillas ortopédicas

Aunque en el mercado se venden varias plantillas que prometen comodidad para quienes tienen esta clase de anatomía y algunas de ellas pueden funcionar bien, lo mejor es que asistas con un especialista para que haga el diagnóstico de tu pie y posteriormente diseñe unas plantillas a tu medida

Usa calzado especial

Aparte de las plantillas, puedes usar zapatos que estén exclusivamente diseñados para pies con esta condición clínica

En Onena, por ejemplo, tenemos la línea Clinicus, que cuenta con la tecnología biomecánica necesaria como para tratar no solo el pie plano, sino también padecimientos como los juanetes, la artritis, los pies diabéticos y los espolones calcáneos

¿Quieres saber más sobre este tipo de calzado y ver el que podría ser tu próximo par de zapatos?
Mira la línea Clinicus

Haz estiramientos y ejercicios con tus pies

Una de las maneras de evitar que tus pies duelan, se cansen demasiado o se hinchen es haciendo ejercicios de estiramientos

Puedes hacer el clásico punta/flex mientras estás parado o acostado; puedes ponerte o caminar de puntillas o bien, de talones; hacer ejercicios con una pequeña pelota de plástico, goma o hule espuma; recoger objetos con tus pies; saltar la soga, de preferencia con un solo pie, o como algunos lo llaman de forma coloquial, a pata coja

Camina descalzo

Entre las recomendaciones básicas que hay para el pie plano, esta ésta. No tiene ninguna dificultad y si te lo propones, puedes convertirlo en una rutina en poco tiempo

Puedes andar descalzo o descalza por toda tu casa, ir a un parque o a un espacio verde solo a caminar de esta manera o incluso comprarte una alfombra en la que puedas caminar por lo menos 15 minutos al día e incluso hacer algunos de los ejercicios que mencionamos arriba

Acude a fisioterapia

Si notas que tu caso es más delicado, lo ideal es que te acerques con un fisioterapeuta para que analice la manera en que estás caminando, corriendo y parándose; para que te enseñe aún más ejercicios y técnicas y claro; para que te dé masajes o terapias

Toma analgésicos

De igual manera, si pasas por muchos dolores a causa de la forma de tu pie, acude con tu médico para que te recete analgésicos en pastillas o aplícate algún gel de venta libre que tenga este efecto, esto es, que reduzca la inflamación y el dolor en tus pies

Evita las actividades de alto impacto

En la gran mayoría de las personas con pie plano, las actividades o deportes de alto impacto suelen causar dolor, cansancio extremo y hasta lesiones

Por ello lo mejor es que practiques actividades recreativas como la caminata, el senderismo, la natación o el ciclismo. Así estarás en forma, moverás lo suficiente tu cuerpo y no te pondrás en riesgo

Mantente en tu peso ideal

Como dijimos antes, el sobrepeso puede convertirse en un factor de riesgo si tienes pie plano. Por lo regular afecta a las rodillas y los tobillos y suele ser muy doloroso

Si no quieres pasar por esto, come lo mejor que puedas y combina tu alimentación con actividad física constante para que evites subidas de peso

Qué bueno que llegaste hasta el final del artículo. Sigue pendiente de nuestro blog para que nunca te pierdas la información que tenemos para la salud y el cuidado de tus pies.

Onena, 2022

Cómo elegir los mejores zapatos para pie plano

¿Tienes el pie plano y buscas unos zapatos más confortables? En este blog te enseñamos a cuidar de tu salud escogiendo el par perfecto para ti.

Onena, 2022

En nuestro artículo pasado hablamos sobre la anatomía de los pies, el pie plano, sus síntomas y las maneras en que se puede tratar esta condición clínica.

Entre los consejos que ofrecemos está el de usar calzado cómodo y exclusivamente diseñado para personas con pie plano.

Ahora es turno de que te expliquemos en qué consiste este tipo de zapatos y cómo puedes identificar si en efecto dicho calzado le sentará bien a tus pies.

¿Cómo son los zapatos para pie plano?

Estas son las características del calzado para pie plano:

Materiales suaves y transpirables

Lo primero que debes ver es que el par en el que estés interesada o interesado esté compuesto por materiales suaves que permitan respirar a la piel de tus pies, que los mantengan bajo una buena temperatura y que no vaya a causarles ningún tipo de callo, ampolla o rozadura.

Los nanomateriales orgánicos, el cuero, el nylon, el poliéster y algunos tejidos son algunos de los mejores componentes para calzado.

Modelo ligero

Seguro has notado que cuando usas unos zapatos que son más pesados que el promedio haces un esfuerzo extra al caminar y al moverte y claro, a la larga esto hace que sientas mucho más cansancio del que sentirías con unos zapatos livianos.

Además, quienes tienen pie plano de por sí hacen más esfuerzo al andar que quienes tienen el pie lo suficientemente arqueado. Esto porque inconscientemente el cuerpo se acomoda para equilibrar su propio peso y para amortiguar mejor cada paso.

Por eso es que un modelo ligero haría que alguien con esta anatomía de pie estuviera más relajada al caminar y al hacer sus actividades.

Punta amplia

Aunque esta podría ser una recomendación general para quien esté buscando unos zapatos, hacemos especial hincapié en esto, pues así los dedos del pie mantienen su postura original y el espacio idóneo entre cada uno de ellos.

Si por el contrario la punta de los zapatos es estrecha, lo que sucederá es que los dedos estarán demasiado juntos, el pie se sentirá apretado y esa sensación causará hinchazón y más dolor del que ya se siente cuando se tiene pie plano.

Suela levantada

Una de las características fundamentales de los zapatos exclusivos para pie plano es que estos tienen la suela un tanto elevada, por lo que le ayudan a los pies a estar mejor amortiguados y a tener la sensación de estar más curveados en la parte del arco plantar.

Laterales firmes

Por último, aunque la suela del zapato debe ser flexible para que cada pisada sea suave, hay que decir que los lados de este tienen que ser más bien firmes o rígidos. Así el pie no se ladea y mantiene una postura correcta todo el tiempo.

Ahora ya sabes en qué fijarte la próxima vez que vayas a comprarte un par de zapatos.

Weekend Top

1

Cómo elegir los mejores zapatos para pie plano

¿Tienes el pie plano y buscas unos zapatos más confortables? En este blog te enseñamos a cuidar de tu salud escogiendo el par perfecto para ti.

Onena, 2022

En nuestro artículo pasado hablamos sobre la anatomía de los pies, el pie plano, sus síntomas y las maneras en que se puede tratar esta condición clínica.

Entre los consejos que ofrecemos está el de usar calzado cómodo y exclusivamente diseñado para personas con pie plano.

Ahora es turno de que te expliquemos en qué consiste este tipo de zapatos y cómo puedes identificar si en efecto dicho calzado le sentará bien a tus pies.

¿Cómo son los zapatos para pie plano?

Estas son las características del calzado para pie plano:

Materiales suaves y transpirables

Lo primero que debes ver es que el par en el que estés interesada o interesado esté compuesto por materiales suaves que permitan respirar a la piel de tus pies, que los mantengan bajo una buena temperatura y que no vaya a causarles ningún tipo de callo, ampolla o rozadura.

Los nanomateriales orgánicos, el cuero, el nylon, el poliéster y algunos tejidos son algunos de los mejores componentes para calzado.

Modelo ligero

Seguro has notado que cuando usas unos zapatos que son más pesados que el promedio haces un esfuerzo extra al caminar y al moverte y claro, a la larga esto hace que sientas mucho más cansancio del que sentirías con unos zapatos livianos.

Además, quienes tienen pie plano de por sí hacen más esfuerzo al andar que quienes tienen el pie lo suficientemente arqueado. Esto porque inconscientemente el cuerpo se acomoda para equilibrar su propio peso y para amortiguar mejor cada paso.

Por eso es que un modelo ligero haría que alguien con esta anatomía de pie estuviera más relajada al caminar y al hacer sus actividades.

Punta amplia

Aunque esta podría ser una recomendación general para quien esté buscando unos zapatos, hacemos especial hincapié en esto, pues así los dedos del pie mantienen su postura original y el espacio idóneo entre cada uno de ellos.

Si por el contrario la punta de los zapatos es estrecha, lo que sucederá es que los dedos estarán demasiado juntos, el pie se sentirá apretado y esa sensación causará hinchazón y más dolor del que ya se siente cuando se tiene pie plano.

Suela levantada

Una de las características fundamentales de los zapatos exclusivos para pie plano es que estos tienen la suela un tanto elevada, por lo que le ayudan a los pies a estar mejor amortiguados y a tener la sensación de estar más curveados en la parte del arco plantar.

Laterales firmes

Por último, aunque la suela del zapato debe ser flexible para que cada pisada sea suave, hay que decir que los lados de este tienen que ser más bien firmes o rígidos. Así el pie no se ladea y mantiene una postura correcta todo el tiempo.

Ahora ya sabes en qué fijarte la próxima vez que vayas a comprarte un par de zapatos.

2

Pie plano: qué es, cuáles son sus síntomas y cómo se trata

Te platicamos cuál es la anatomía de los pies, por qué algunas personas tienen pie plano y qué se puede hacer para tratarlo y contrarrestar los síntomas.

Onena, 2022

¿Cuál es la estructura y la función del arco del pie?

El arco del pie, también llamado arco plantar, es la estructura corporal que nos permite estar correctamente erguidos, tener buena postura, equilibrar nuestro peso en ambas extremidades y amortiguar cada uno de nuestros pasos, entre otras varias cosas.

Está formado por el flexor del dedo gordo, los plantares cortos, el tibial posterior, el peroneo lateral largo y el tibial anterior.

En una buena parte de la población, esta estructura anatómica pasa por una serie de alteraciones causadas por cierto debilitamiento o falta de desarrollo en los músculos que no permite que el arco del pie se mantenga del todo curvo. Es ahí cuando aparece la condición clínica conocida como pie plano.

Dicha condición clínica suele revelarse alrededor de los 2 o 3 años de edad del ser humano y en algunos casos se corrige con el tiempo. Sin embargo, no siempre sucede, hay quienes viven con pie plano toda su vida.

Aunque el pie plano no es como tal una enfermedad, sí es importante tratarlo y tratar de corregirlo o controlarlo, ya que puede traer consigo ciertos dolores o afecciones.

¿Qué enfermedades o síntomas puede provocar el pie plano?

Y hay que decir que algunas enfermedades pueden hacer que quien tiene pie plano sufra aún más por eso. Algunas de ellas son:

  • Cansancio leve o moderado
  • Incomodidad
  • Dolor o tensión muscular
  • Lesiones en el pie, en la pierna o en la rodilla
  • Hinchazón en el tobillo
  • Mala postura

¿Qué enfermedades empeoran el dolor o la molestia por el pie plano?

  • Malestares relacionados con el envejecimiento
  • Diabetes
  • Sobrepeso
  • Lesiones en rodilla, espalda o pie
  • Artritis

¿Cómo se trata el pie plano?

Hay un sinfín de cosas que puedes hacer para tratar la condición clínica del pie plano. Aquí te decimos cuáles:

Usa plantillas ortopédicas

Aunque en el mercado se venden varias plantillas que prometen comodidad para quienes tienen esta clase de anatomía y algunas de ellas pueden funcionar bien, lo mejor es que asistas con un especialista para que haga el diagnóstico de tu pie y posteriormente diseñe unas plantillas a tu medida

Usa calzado especial

Aparte de las plantillas, puedes usar zapatos que estén exclusivamente diseñados para pies con esta condición clínica

En Onena, por ejemplo, tenemos la línea Clinicus, que cuenta con la tecnología biomecánica necesaria como para tratar no solo el pie plano, sino también padecimientos como los juanetes, la artritis, los pies diabéticos y los espolones calcáneos

¿Quieres saber más sobre este tipo de calzado y ver el que podría ser tu próximo par de zapatos?
Mira la línea Clinicus

Haz estiramientos y ejercicios con tus pies

Una de las maneras de evitar que tus pies duelan, se cansen demasiado o se hinchen es haciendo ejercicios de estiramientos

Puedes hacer el clásico punta/flex mientras estás parado o acostado; puedes ponerte o caminar de puntillas o bien, de talones; hacer ejercicios con una pequeña pelota de plástico, goma o hule espuma; recoger objetos con tus pies; saltar la soga, de preferencia con un solo pie, o como algunos lo llaman de forma coloquial, a pata coja

Camina descalzo

Entre las recomendaciones básicas que hay para el pie plano, esta ésta. No tiene ninguna dificultad y si te lo propones, puedes convertirlo en una rutina en poco tiempo

Puedes andar descalzo o descalza por toda tu casa, ir a un parque o a un espacio verde solo a caminar de esta manera o incluso comprarte una alfombra en la que puedas caminar por lo menos 15 minutos al día e incluso hacer algunos de los ejercicios que mencionamos arriba

Acude a fisioterapia

Si notas que tu caso es más delicado, lo ideal es que te acerques con un fisioterapeuta para que analice la manera en que estás caminando, corriendo y parándose; para que te enseñe aún más ejercicios y técnicas y claro; para que te dé masajes o terapias

Toma analgésicos

De igual manera, si pasas por muchos dolores a causa de la forma de tu pie, acude con tu médico para que te recete analgésicos en pastillas o aplícate algún gel de venta libre que tenga este efecto, esto es, que reduzca la inflamación y el dolor en tus pies

Evita las actividades de alto impacto

En la gran mayoría de las personas con pie plano, las actividades o deportes de alto impacto suelen causar dolor, cansancio extremo y hasta lesiones

Por ello lo mejor es que practiques actividades recreativas como la caminata, el senderismo, la natación o el ciclismo. Así estarás en forma, moverás lo suficiente tu cuerpo y no te pondrás en riesgo

Mantente en tu peso ideal

Como dijimos antes, el sobrepeso puede convertirse en un factor de riesgo si tienes pie plano. Por lo regular afecta a las rodillas y los tobillos y suele ser muy doloroso

Si no quieres pasar por esto, come lo mejor que puedas y combina tu alimentación con actividad física constante para que evites subidas de peso

Qué bueno que llegaste hasta el final del artículo. Sigue pendiente de nuestro blog para que nunca te pierdas la información que tenemos para la salud y el cuidado de tus pies.

Onena, 2022

3

¿Cuáles son los beneficios de la línea CLINICUS de ONENA?

¿Has pensado en adquirir un par de zapatos de la línea CLINICUS pero te gustaría saber más sobre ellos? Conoce más sobre estos y sus beneficios aquí.

Onena, 2022

Como quizá habrás leído o escuchado antes, CLINICUS es la línea de ONENA especializada en el confort y el cuidado profesional de la salud de tus pies, tus rodillas y tu columna.

Aunque en realidad todo el catálogo de ONENA se preocupa porque quien los porte camine y se mueva con comodidad, estos ponen un énfasis especial en el tema:

Sus suelas son lo suficientemente acolchadas como para permitirle a tus pies reposar en su posición natural.

Su composición y sus materiales son ultra ligeros, por lo que puedes traer tus zapatos todo el día sin experimentar la sensación de que es pesado caminar o de que requiere de un poco más de tu energía.

Y por si esto fuera poco, todos los modelos de CLINICUS están diseñados con tecnología biomecánica, que hace que tus zapatos absorban el impacto de cada pisada y que tu peso corporal se distribuya de forma equilibrada mientras te mueves o caminas.

Además, el calzado de CLINICUS está diseñado para tratar algunas enfermedades y padecimientos específicos como la diabetes, la artritis, los juanetes y los espolones calcáneos.

¿Te gustaría saber cómo lo hace?

Calzado para pies diabéticos

Como sabrás, entre los síntomas que se desarrollan con la diabetes se encuentran la mala circulación y la extrema resequedad en la piel, que más tarde puede provocar úlceras cutáneas o alguna otra clase de heridas en la epidermis.

Pensando en esto, los zapatos de la línea CLINICUS están fabricados sin bordes y con pieles lisas y extra suaves para evitar que tus pies se hinchen o se lastimen.

Calzado para artritis

Estos mismos acabados lisos en la piel, acompañados de hormas con gran amplitud interior, hacen que los dedos de los pies, normalmente inflamados por la artritis, se puedan mover y acomodar a la perfección dentro del zapato.

Calzado para juanetes 

Para la inflamación, la deformidad y el dolor que se forman del lado externo del dedo gordo del pie, la amplitud interna que ofrece CLINICUS también es bastante reconfortante. Quienes padecen de esto, suelen pasar por mucho menos dolor e irritación en esa zona del pie cuando usan calzado con estas características. 

Calzado para espolones calcáneos

Para los espolones, las botas, tenis, sandalias y mocasines de CLINICUS tienen un cojín de gel y una suela de doble densidad que amortiguan el impacto en el talón que se hace al andar y que logran que cada pisada sea más suave y ligera. 

Aparte de todos los beneficios que tiene para la salud y la comodidad, esta línea resulta muy atractiva porque es fácil de limpiar, pues para sacudir y asear estos zapatos basta con remover su plantilla y hacer lo propio. 

Además, la plantilla removible puede ser muy útil si por cuestiones médicas o terapéuticas se le tiene que poner una talonera al calzado.

Ahora que conoces todos sus puntos a favor

¿Estás convencida o convencido de comprar tus CLINICUS?

Visita nuestro sitio o revisa nuestro catálogo y encuentra los zapatos que te harán sentir sobre las nubes.

Onena, 2022
4

Tips para comprar calzado en línea

¿Quieres comprar zapatos por internet pero te da temor hacerlo mal o no tener suerte? Lee esto para que triunfes en tu próxima compra.

Onena, 2022

Con la llegada de la pandemia y de la respectiva cuarentena para evitar más contagios, las compras en línea crecieron de manera considerable.

Hoy en día más del 60% de las personas que tenían miedo o inseguridad de adquirir sus productos de esta manera ha comprado aunque sea una vez así, por internet.

Si eres parte del 40% que aún no lo ha hecho o si ya compraste de todo menos calzado, te pasamos unos tips para que compres tu primer par de zapatos online:

  1. Verifica cuánto miden tus pies
  2. Consulta una guía de tallas y números equivalentes
  3. Lee con cuidado la descripción del par que te gustó
  4. Lee las reseñas de los zapatos que te agradaron o de su marca
  5. Guíate por la talla de tu pie más grande
  6. Elige las hormas y materiales de tu preferencia

1.Verifica cuánto miden tus pies

A veces nos quedamos con la idea de las tallas que nos sientan mejor pero no sabemos a ciencia cierta cuál es la medida de nuestros pies.

Sabiendo esto, es mucho más sencillo acertar a nuestra talla ideal y no sólo comprando en internet.

Si no sabes cuál es tu medida exacta, haz esto: toma una hoja blanca de papel y un lápiz, pluma o rotulador. Pon uno de tus pies sobre la hoja y calca el contorno de este. Luego, con una regla, mide el largo y el ancho de tu pie.

Para mayor precisión, pídele a alguien más que calque el contorno de tu pie.

2.Consulta una guía de tallas y conversiones

En internet puedes hallar guías de tallas de calzado que te informan, según la medida precisa de tu pie, cuál es la tuya.

A veces las mismas tiendas de zapatos en línea le ofrecen a sus clientes una guía como esta.

Si sabes tu talla en alguna medida universal (UK, EUR, CM, USA) pero no en todas, también te conviene saber cuál es la talla o el número equivalente en otro sistema u otro país —México, Chile y Brasil son algunos de los países latinos que tienen sus propias medidas de tallas de calzado—.

De esta manera tendrás aún más seguridad cuando vayas a hacerte de unos zapatos o tenis.

3.Lee con cuidado la descripción del par que te gustó

Algunas marcas tienen su propia guía de tallas o pequeñas variaciones con las tallas universales o las de su país. Por eso es que debes prestarle atención a las descripciones de los zapatos.

Normalmente en ellas viene indicado si debes hacer algo diferente a la hora de seleccionar tu número de calzado, si necesitas alguna otra medida de tu pie o si hay algún detalle extra que podrías considerar.

Asimismo, en las descripciones puedes encontrar más información con la cual saber si un par es perfecto para ti. Algunos datos relevantes podrían ser el tipo de suela, la medida del tacón, la forma de la horma o la composición del zapato. Si tienes en cuenta todo esto, seguro que compras el calzado que es más idóneo para ti.

4.Lee las reseñas de los zapatos que te agradaron o de su marca

Muchas de las tiendas en línea tienen una sección de reseñas debajo de las fotos de sus productos o en algún sitio visible. Si no es así, se pueden leer algunas reseñas o comentarios en las publicaciones de estas en sus cuentas de redes sociales.

Antes de que hagas tu pedido, asegúrate de leer por lo menos algunas de ellas para que veas qué opina la gente sobre el modelo en el que estás interesada o interesado o qué es lo que se dice de la marca en general.

A lo mejor así puedes saber si los zapatos que deseas son cómodos o no y si sería recomendable que los volvieras parte de tu guardarropa.

5.Guíate por la talla de tu pie más grande

Todos tenemos siempre un pie más grande que otro, aunque en algunos casos apenas y se note. Para que los zapatos sean del todo confortables, lo correcto es usar el pie más grande como referencia.

De esta manera, si al pie pequeño le queda un poco grande el zapato, se le pone a este una plantilla y se soluciona la cuestión. De forma contraria podría pasar que el calzado jamás se suavice y expanda y el pie más grande se sienta apretado e incómodo a cada momento.

6.Elige las hormas y materiales de tu preferencia

Por último, para que tengas un margen de error o cierta alternativa ante los imprevistos que puedan surgir de comprar en línea, opta por los zapatos que tengan hormas clásicas y ajustables y que estén hechos con materiales suaves y fáciles de amoldar.

Si un zapato no te queda del todo bien en un inicio pero está fabricado con una horma clásica y ergonómica y hecho con cuero natural o con materiales que se adapten a la forma de tus pies, con el tiempo y el uso serán confortables.

Sin embargo, eso no siempre puede suceder con el calzado hecho con componentes mayormente sintéticos. Por lo general, estos zapatos no se amoldan lo suficiente, de ahí que no sean la mejor opción si no tienes la oportunidad de probártelos antes de pagar por ellos.

Esperamos que todos estos consejos te sirvan al máximo y que por fin te animes a poner en tu carrito ese par que tanto te gustó.
Y finalmente, recuerda que si estás buscando calzado ergonómico, cómodo y con atractivos diseños, en ONENA hay cientos de modelos para ti.

Onena, 2022