Cómo elegir los mejores zapatos para pie plano

¿Tienes el pie plano y buscas unos zapatos más confortables? En este blog te enseñamos a cuidar de tu salud escogiendo el par perfecto para ti.

Onena, 2022

En nuestro artículo pasado hablamos sobre la anatomía de los pies, el pie plano, sus síntomas y las maneras en que se puede tratar esta condición clínica.

Entre los consejos que ofrecemos está el de usar calzado cómodo y exclusivamente diseñado para personas con pie plano.

Ahora es turno de que te expliquemos en qué consiste este tipo de zapatos y cómo puedes identificar si en efecto dicho calzado le sentará bien a tus pies.

¿Cómo son los zapatos para pie plano?

Estas son las características del calzado para pie plano:

Materiales suaves y transpirables

Lo primero que debes ver es que el par en el que estés interesada o interesado esté compuesto por materiales suaves que permitan respirar a la piel de tus pies, que los mantengan bajo una buena temperatura y que no vaya a causarles ningún tipo de callo, ampolla o rozadura.

Los nanomateriales orgánicos, el cuero, el nylon, el poliéster y algunos tejidos son algunos de los mejores componentes para calzado.

Modelo ligero

Seguro has notado que cuando usas unos zapatos que son más pesados que el promedio haces un esfuerzo extra al caminar y al moverte y claro, a la larga esto hace que sientas mucho más cansancio del que sentirías con unos zapatos livianos.

Además, quienes tienen pie plano de por sí hacen más esfuerzo al andar que quienes tienen el pie lo suficientemente arqueado. Esto porque inconscientemente el cuerpo se acomoda para equilibrar su propio peso y para amortiguar mejor cada paso.

Por eso es que un modelo ligero haría que alguien con esta anatomía de pie estuviera más relajada al caminar y al hacer sus actividades.

Punta amplia

Aunque esta podría ser una recomendación general para quien esté buscando unos zapatos, hacemos especial hincapié en esto, pues así los dedos del pie mantienen su postura original y el espacio idóneo entre cada uno de ellos.

Si por el contrario la punta de los zapatos es estrecha, lo que sucederá es que los dedos estarán demasiado juntos, el pie se sentirá apretado y esa sensación causará hinchazón y más dolor del que ya se siente cuando se tiene pie plano.

Suela levantada

Una de las características fundamentales de los zapatos exclusivos para pie plano es que estos tienen la suela un tanto elevada, por lo que le ayudan a los pies a estar mejor amortiguados y a tener la sensación de estar más curveados en la parte del arco plantar.

Laterales firmes

Por último, aunque la suela del zapato debe ser flexible para que cada pisada sea suave, hay que decir que los lados de este tienen que ser más bien firmes o rígidos. Así el pie no se ladea y mantiene una postura correcta todo el tiempo.

Ahora ya sabes en qué fijarte la próxima vez que vayas a comprarte un par de zapatos.