Pie plano: qué es, cuáles son sus síntomas y cómo se trata

Te platicamos cuál es la anatomía de los pies, por qué algunas personas tienen pie plano y qué se puede hacer para tratarlo y contrarrestar los síntomas.

Onena, 2022

¿Cuál es la estructura y la función del arco del pie?

El arco del pie, también llamado arco plantar, es la estructura corporal que nos permite estar correctamente erguidos, tener buena postura, equilibrar nuestro peso en ambas extremidades y amortiguar cada uno de nuestros pasos, entre otras varias cosas.

Está formado por el flexor del dedo gordo, los plantares cortos, el tibial posterior, el peroneo lateral largo y el tibial anterior.

En una buena parte de la población, esta estructura anatómica pasa por una serie de alteraciones causadas por cierto debilitamiento o falta de desarrollo en los músculos que no permite que el arco del pie se mantenga del todo curvo. Es ahí cuando aparece la condición clínica conocida como pie plano.

Dicha condición clínica suele revelarse alrededor de los 2 o 3 años de edad del ser humano y en algunos casos se corrige con el tiempo. Sin embargo, no siempre sucede, hay quienes viven con pie plano toda su vida.

Aunque el pie plano no es como tal una enfermedad, sí es importante tratarlo y tratar de corregirlo o controlarlo, ya que puede traer consigo ciertos dolores o afecciones.

¿Qué enfermedades o síntomas puede provocar el pie plano?

Y hay que decir que algunas enfermedades pueden hacer que quien tiene pie plano sufra aún más por eso. Algunas de ellas son:

  • Cansancio leve o moderado
  • Incomodidad
  • Dolor o tensión muscular
  • Lesiones en el pie, en la pierna o en la rodilla
  • Hinchazón en el tobillo
  • Mala postura

¿Qué enfermedades empeoran el dolor o la molestia por el pie plano?

  • Malestares relacionados con el envejecimiento
  • Diabetes
  • Sobrepeso
  • Lesiones en rodilla, espalda o pie
  • Artritis

¿Cómo se trata el pie plano?

Hay un sinfín de cosas que puedes hacer para tratar la condición clínica del pie plano. Aquí te decimos cuáles:

Usa plantillas ortopédicas

Aunque en el mercado se venden varias plantillas que prometen comodidad para quienes tienen esta clase de anatomía y algunas de ellas pueden funcionar bien, lo mejor es que asistas con un especialista para que haga el diagnóstico de tu pie y posteriormente diseñe unas plantillas a tu medida

Usa calzado especial

Aparte de las plantillas, puedes usar zapatos que estén exclusivamente diseñados para pies con esta condición clínica

En Onena, por ejemplo, tenemos la línea Clinicus, que cuenta con la tecnología biomecánica necesaria como para tratar no solo el pie plano, sino también padecimientos como los juanetes, la artritis, los pies diabéticos y los espolones calcáneos

¿Quieres saber más sobre este tipo de calzado y ver el que podría ser tu próximo par de zapatos?
Mira la línea Clinicus

Haz estiramientos y ejercicios con tus pies

Una de las maneras de evitar que tus pies duelan, se cansen demasiado o se hinchen es haciendo ejercicios de estiramientos

Puedes hacer el clásico punta/flex mientras estás parado o acostado; puedes ponerte o caminar de puntillas o bien, de talones; hacer ejercicios con una pequeña pelota de plástico, goma o hule espuma; recoger objetos con tus pies; saltar la soga, de preferencia con un solo pie, o como algunos lo llaman de forma coloquial, a pata coja

Camina descalzo

Entre las recomendaciones básicas que hay para el pie plano, esta ésta. No tiene ninguna dificultad y si te lo propones, puedes convertirlo en una rutina en poco tiempo

Puedes andar descalzo o descalza por toda tu casa, ir a un parque o a un espacio verde solo a caminar de esta manera o incluso comprarte una alfombra en la que puedas caminar por lo menos 15 minutos al día e incluso hacer algunos de los ejercicios que mencionamos arriba

Acude a fisioterapia

Si notas que tu caso es más delicado, lo ideal es que te acerques con un fisioterapeuta para que analice la manera en que estás caminando, corriendo y parándose; para que te enseñe aún más ejercicios y técnicas y claro; para que te dé masajes o terapias

Toma analgésicos

De igual manera, si pasas por muchos dolores a causa de la forma de tu pie, acude con tu médico para que te recete analgésicos en pastillas o aplícate algún gel de venta libre que tenga este efecto, esto es, que reduzca la inflamación y el dolor en tus pies

Evita las actividades de alto impacto

En la gran mayoría de las personas con pie plano, las actividades o deportes de alto impacto suelen causar dolor, cansancio extremo y hasta lesiones

Por ello lo mejor es que practiques actividades recreativas como la caminata, el senderismo, la natación o el ciclismo. Así estarás en forma, moverás lo suficiente tu cuerpo y no te pondrás en riesgo

Mantente en tu peso ideal

Como dijimos antes, el sobrepeso puede convertirse en un factor de riesgo si tienes pie plano. Por lo regular afecta a las rodillas y los tobillos y suele ser muy doloroso

Si no quieres pasar por esto, come lo mejor que puedas y combina tu alimentación con actividad física constante para que evites subidas de peso

Qué bueno que llegaste hasta el final del artículo. Sigue pendiente de nuestro blog para que nunca te pierdas la información que tenemos para la salud y el cuidado de tus pies.

Onena, 2022